Centro Cultural Progreso 2004

-

Tesis de Grado   FADU  -UNL-

Barrio Candiotti - Santa Fe - Argentina

 

- Exposición Museo Sor Josefa Díaz y Crucellas

- Exposición 20° Aniversario FADU -UNL-

-

Ramiro Cristina

Ariel Garay Sosa

Daniel Guardati 

 

 

Una estructura global, Boulevard Gálvez - Plaza Pueyrredón - Centro Cultural Progreso, tres elementos relacionados espacial y funcionalmente: paseo, recreación y cultura. A partir de este concepto se estructura el edificio mediante una calle central interior que lo atraviesa de lado a lado, y que arrancando desde la plaza, se va metiendo en el edificio, invitando a ser recorrido. Esta calle con carácter de plaza publica será percibida como si fuese un espacio abierto, el cual articulará las distintas actividades que se generaran  entorno a ella.

La finalidad de la recuperación del patrimonio no es la de construir monumentos muertos, sino la de integrarlos vitalmente a la comunidad. Actitud conservadora por fuera e intervención moderna por dentro. Ser fiel con aquello que una comunidad valora por su historia, su cultura. Así a través de la conservación de una caja se mantiene el espíritu del edificio. Para enfatizar el gesto integrador de lo nuevo y lo histórico, que es premisa del proyecto, se respetan algunas leyes compositivas y tipológicas que le dieron origen. Eje, simetría, orden, son principios que ayudan a  nuestra intervención, desde la perspectiva del siglo XXI y acorde a su nueva función. Ámbitos flexibles y desafiantes conviven armoniosamente con la historia, sin entrar en conflicto con las preexistencias que lo rodean.

El diseño del edificio responde a la idea actual de lo que debe ser un centro cultural: un espacio abierto, flexible, donde las actividades culturales puedan mostrarse muy cerca de la gente. Y a la vez un espacio público, por donde simplemente pasear, tomar un café, o detenerse a comprar un libro. Una casa en donde todos son bien recibidos.

El ingreso al Centro Cultural Progreso se realiza por la calle central, la cual se transforma en un espacio crucial en la estructura del centro (plaza publica), ordenando la circulación y dividiendo las diferentes zonas. La calle interior, como eje de la composición, realza la idea de nave central, permitiendo en su lectura, reconstruir perceptivamente  las  calidades  del  espacio  original  y  sus  atmósferas  ambientales.

La planta baja se encuentra totalmente abierta al público, y se presenta como un paseo, donde se puedan realizar diferentes actividades de ocio y consumo. Esta pensado para la libre apropiación del ciudadano, para que lo sienta suyo, para que forme parte del mismo, sin sentirse obligado a realizar alguna actividad cultural. En este nivel encontraremos el bar, la librería, la tienda de objetos de diseño, el restaurante y el bar literario-musical. Estos espacios tendrán siempre a la vista actividades culturales, lo cual ayuda a acercar a aquel usuario de escaso interés en las mismas.

Los espacios laterales se fragmentan, desprendiéndose de la calle central, formando las Bandejas abiertas para generar microespacios, de escala mas pequeña y permitir una mejor apropiación. La gente podrá utilizar estas bandejas como espacios para recrearse, pasear, descansar o reunirse. Pero también como punto de encuentro para la creación grupal o individual de expresiones artísticas emergentes, como un espacio para el intercambio de conocimientos entre aquellos nuevos interiorizados en la cultura, por que lo producido, tendrá ahí mismo la oportunidad de exponerse y mostrarse. Es un espacio que invita e incentiva a los visitantes ajenos a la cultura, a participar en el. Las bandejas también se relacionan espacialmente con las actividades que se realizan en el espacio multifunción.

La Sala de Exposiciones Permanentes, que se ubica en un volumen sobre el ingreso principal, tiene el espíritu de reafirmar la identidad cultural de la ciudad (dentro del contexto histórico, geográfico, social, regional y político).

La Sala de Exposiciones Temporales y la Terraza de Exposición, sin una voluntad temática estricta, se plantean exposiciones que van más allá de las puras recopilaciones de obras. Proponemos recorridos que el visitante completa, caminos que se ramifican en imágenes y conceptos arriesgados, ejercicios con una clara capacidad experimental.

Las Aulas y Talleres se desarrollan en un espacio modulado que se adapta a cada necesidad, esto nos permite obtener espacios flexibles, abierto al aprendizaje y divulgación de los códigos, técnicas y procedimientos de los distintos lenguajes culturales.

El Área de Departamentos cuenta con oficinas para albergar a los equipos de trabajo que llevaran adelante la organización y funcionamiento del centro cultural. Es un área netamente técnica, que junto al Área Administrativa, forman el bloque opuesto al ingreso principal.

El Auditorio esta pensado como una sala multifunción, dedicado a las nuevas tendencias y a la experimentación en el campo escénico, con espectáculos en los cuales la interrelación con el público no esté demarcada por un "escenario", permitiendo una mayor retroalimentación, para que el espectador se apropie y se sienta partícipe de la experiencia. Se instalarán nuevos circuitos de iluminación y gradas con capacidad para ciento diez personas, las cuales se adaptaran a las diferentes puestas en escena. Este espacio, además podrá ser utilizado para la realización de congresos, jornadas, convenciones, charlas y cursos. Como así también, para ciclos de documentales, proyección de ciclos de videos y cine.

En el subsuelo se resuelve el espacio Multifunción para la realización de diferentes actividades, como ser: recitales, conciertos, obras de teatro, fiestas, festivales, exposiciones y otras actividades con llegada masiva al público. Para lo cual, este nivel se presenta como planta libre, ocupando casi la totalidad del predio, permitiendo múltiples posibilidades de utilización. Pero a su vez, permite la compartimentación del espacio para el desarrollo de actividades de menor escala.

Con el objetivo de ser diferentes, se eligieron materiales y forma de empleo, que dieran como resultado una propuesta original para la ciudad de Santa Fe. Pero que a su vez, el público se sienta identificado con estos, por estar en creciente uso en la arquitectura doméstica. Las diferentes texturas y colores que se emplearon dotan al espacio de una gran calidad, para que el publico se sienta cómodo, permanezca, participe. Esto se opone a los actuales espacios culturales, que son fríos, solemnes, monumentales, inexpresivos.

La estructura resistente se trabajo en hormigón armado a la vista, como también algunas de las paredes interiores. La cubierta se materializa con perfiles de hierro, respetando la idea original.

Tanto en la calle central, como en otras zonas de alto transito, los pisos se realizaron en cemento alisado y pulido, para poder preservarlos en el tiempo.

Las salas de exposiciones, se trabajaron las paredes blancas y los pisos de cemento, que se traducen en un ambiente minimalista, apto para el cambio constante que implica montar muestras de distinta naturaleza.

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-